lml

No he tenido tiempo

In Uncategorized on 19/04/2012 at 8:43 pm

Estudiar árabe y redactar la Constitución: dos cosas que en Egipto se dejan para última hora

Dicen que dejar las cosas para última hora es típico de españoles, de estudiantes, de humanos. En mi triple pereza –española, estudiantil y humana- termino dejando el estudio del examen final de árabe para el último minuto. Mi profe lo nota en el resultado y frunce el cejo: “No he tenido tiempo”, le digo. Y es cierto… en parte.

Lo cierto es que vivir en Egipto no ayuda. Aquí, todo va lento, lentísimo. Tengo un amigo que contrató una tarifa ADSL y pidió que alguien fuera a hacerle la instalación a casa. El sujeto en cuestión le llamó el día convenido, cuatro horas tarde: “Estoy en la puerta de tu casa, ahora subo”. El instalador no llegó a casa de mi amigo hasta dos días después. Durante esos dos días, mi amigo entraba y salía de su edificio mirando en los rincones oscuros, pensando que quizás encontraría allí al pobre instalador, perdido o fuera de combate por un golpe de calor.

Como no podría ser de otra forma, el espíritu tardón del día a día egipcio ha calado en la vida política.

La Revolución del 25 de Enero puso fin a tres décadas de dictadura lentísima. La vida política en esa época fue lo que se conoce popularmente como un coñazo. Con un Parlamento dominado al 90 % por miembros del Partido Nacional Democrático de Mubarak, las únicas distracciones venían de las bancadas de los candidatos independientes, pertenecientes a los Hermanos Musulmanes, y de las trifulcas matrimoniales del opositor liberal Ayman Nur.

En los meses posteriores a la revuelta que, recordemos, fue de carácter popular y no tuvo líderes, ninguna fuerza política se preocupó demasiado por empezar a trabajar: las cosas estaban en el limbo y nadie tenía claro cuándo serían las elecciones parlamentarias. Además, ¿de qué servía alborotar el patio cuando los revolucionarios ya se encargaban de salir a la calle y movilizar a miles de personas para reclamar elecciones libres y democráticas?

Cuando llegaron los comicios, los Hermanos Musulmanes –cuya popularidad era inmensa incluso en tiempos de Mubarak- arrasaron, los salafistas dieron la campanada –a  nadie se le ocurrió que estaban haciendo en los barrios pobres el mismo trabajo que la Hermandad- y los liberales sacaron unos resultados ridículos.

Alegaron lo mismo que le dije yo a mi profesora de árabe: que no habían tenido tiempo para prepararse. Es verdad que los islamistas les llevaban años de ventaja, pero no es menos cierto que, de nuevo, dejaron para el último momento el engorroso proceso de ganarse una amplia base de votantes.

Ahora, Egipto tiene un flamante Parlamento que en los últimos meses ha conseguido sacar de quicio a los egipcios –que justamente porque son muy lentos en todo, tienen una paciencia proverbial- con larguísimos debates entorno a si es necesario o no que la sesión se interrumpa a la hora del rezo. 

Quizás para compensar estos y otros desmanes, la vida política egipcia se ha vuelto, por fin, frenética. A las tradicionales manifestaciones del viernes (los islamistas la semana pasada, los liberales esta), se les une un entretenido circo semanal de declaraciones, contradeclaraciones, juicios, decretos y comunicados que pueden resumirse en:

  • La alocada campaña de las elecciones a la presidencia con intervenciones estelares del Comité Electoral para anular a candidatos y artistas invitados como el telepredicador y salafista radical, Hazem Abu Ismail

Hazem Abu Ismail: la vedette de la campaña electoral. No sabemos si existe, pero su póster está en todas partes

  • La redacción de la Constitución, cuya Asamblea Consultiva, que fue disuelta ya una vez, se encuentra en plena reformación y, en teoría, deberá escribir la nueva Carta Magna en menos de un mes (!).
  • Juicios varios que van siendo pospuestos alegremente sesión a sesión (otra práctica común a mi estudio del árabe): El juicio a Hosni Mubarak y a sus secuaces, el juicio por la matanza de Port Said, el juicio de las ONG americanas, juicio del ‘cazador de ojos’ Mahmud al Shennawy, el juicio de los test de virginidad y los centenares de tribunales militares que están juzgando a civiles.
  • No-juicios varios que despiertan la indignación de los egipcios: no juicios a los remanentes del régimen que expoliaron el país durante tres décadas, no juicios a los policías y a sus superiores que dispararon y ordenaron disparar contra los manifestantes en Tahrir, causando un millar de muertes en el último año.
  • El culebrón de amores y desamores entre la Junta Militar y la Hermandad: ahora te quiero y nos aliamos en contra de los revolucionarios, ahora ya no te quiero y te ataco por todos los flancos.

Si todo va sobre el plan previsto, en el próximo mes Egipto elegirá su nuevo presidente y escribirá su nueva Constitución. Afortunadamente (para quienes vivimos de informar sobre lo que pasa por aquí), las cosas no irán sobre el plan previsto y la redacción de la Constitución conllevará discusiones eternas que retrasarán su aprobación.

Cuando les pregunten a los miembros de la Asamblea Constituyente porqué han dejado que Egipto tenga un presidente y un Parlamento virtualmente inútiles por falta de una Constitución que regule sus funciones, no dudéis de la respuesta: “No hemos tenido tiempo”, dirán.

Nota: El lector avispado habrá deducido que “no he tenido tiempo” es también mi excusa por no haber actualizado el blog desde el mes de febrero. Por supuesto, mi palabra tiene tanta validez como la de la Asamblea Constituyente.

Anuncis
  1. Bueno, que alegría pero si te acuerdas que tienes bloc.
    Te tienes que aplicar más, no sabia que el examen te había ido flojito. Ummmmm el calor no debe ayudarte en el estudio.
    Besitos

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: