lml

De Perfil

Me llamo Laura Millan Lombraña y nací la noche en que un equipo de baloncesto norteamericano, los Milwaukee Bucks, jugó por primera vez contra uno europeo, la selección rusa. Al parecer, este pequeño detalle histórico que no aparece ni en Wikipedia, era de gran trascendencia para mi padre, que se quedó despierto para ver el partido y probablemente le dio bastante pereza llevar luego a mi madre al hospital a las tantas de la madrugada. Algún taco soltaría cuando se dio cuenta de que aquello iba para largo, aunque los nervios se le pasaron al darse cuenta de que, ya por la mañana, yo asomaba al ritmo de “Roxanne” de Police, que sonaba en el hilo musical del hospital.

De niña fui terriblemente tímida, aún más despistada y no menos solitaria. Indiferente al terror de unos padres que creían tener una hija algo autista,  me pasé la infancia devorando libros, desde el “Pau i la Laia”, con los que aprendí a leer, hasta las aventuras de piratas que todavía hoy adoro.

Como ahora quiero ser periodista y se supone que este es un oficio serio, en las entrevistas de trabajo no suelo contar –aunque lo pone en mi currículum- que desde los dieciséis he vendido lavadoras y exprimidores de zumo -¡Y las primeras Nespresso!-, GPS cuando nadie sabía lo que era un Tom Tom, he repartido flyers en pleno Gótico barcelonés entre camellos, señoritas y borrachos, y conozco todos los rincones del Palau Sant Jordi porque durante años trabajé allí acomodando a gente en conciertos. De hecho, si fuiste al Sant Jordi entre 2007 y 2009, es muy probable que una de esas chicas con americana negra que te acompañó a tu asiento fuera yo.

Ahora trabajo para la Agencia EFE y allí he aprendido a hacer frases tan largas como la que da comienzo al párrafo anterior. Me gano la vida escribiendo, y eso está bien porque con suerte, en las ruedas de prensa de media mañana te ponen canapés para picar y a veces hasta te invitan a cenar. Pero de las cosas buenas y malas que tiene el oficio del periodista no voy a hablar aquí, que también para eso está este blog. Para eso y para que sepáis lo que voy haciendo En Medio de Oriente.

  1. Hola,
    Em dic Elisenda i no ens coneixem, a quí si que conec i perquè et situis, és al teu pare,i es que jo era la germana petita d´una amiga seva quan ell tindría 17 anys, en fi m´ha agradat molt llegir el teu blog guapa , m´han entrat unes ganes terribles de fer la mochila i plantar-me de cop a algun lloc perdut …En Medio de Oriente, i deixar-me portar pels instints.

    • Hola Elisenda!!

      Doncs ja saps, aquí com a mínim tens un matalàs i un balcó amb vistes a les antenes parabòliques dels veins!! Si t’animes només ho has de dir! Petonets i gràcies per llegir totes aquestes tonteries que vaig posant.

  2. Ei Laura!
    que tal el primer aniversari de la revolucio egipcia?

    Crec que el teu pare és un excel.lent manager. Soc un altre vella amiga seva. Justament fa uns dies estava pensant en anar a El Caire i, ves per on, despres de mil anys, ell va establir contacte amb mi a través del fbook. Lley de Murphy? I dont know. Per si de cas, m’he fet seguidora del teu blog, que per cert, no esta gens malament.
    Salut!
    CRIS

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: